LOFT para vivir y trabajar

Esta es la conversión de un almacén de alimentación, en un espacio increíblemente luminoso, variable y con un diseño muy puntero. El Loft proyectado por equipo Rocio Monasterio se plantea como un espacio cerrado a la calle que en su interior desarrolla multitud de funciones variables con el tiempo. Sus tres características fundamentales son el espacio a doble altura, la luz y la flexibilidad de usos y programas.

Se plantea el espacio para vivir y trabajar pudiendo adoptar la zona de salón-comedor-estudio configuraciones muy distintas. En el salón se presenta un patio que hace que respire a través de el toda la casa y posibilita un agradable salón de verano. El loft cumple absolutamente las pretensiones del cliente, pudiendo desarrollar su actividad profesional combinándolo con su vivienda.