Vivienda Cubista en Sant Martí d’Empúries

Fotografía 1: La sala de lectura

Fotografía 2:
Fachada sur con el cerramiento de deployé abierto

Fotografía 3:
Vista interior de la casa hacia el jardín.

Una parcela en los humedales del Empordà a cien metros del mar y con la presencia del pueblo medieval amurallado de Sant Martí d’Empúries. El paisaje es llano, con abundante vegetación baja. Aparecen conjuntos puntuales de árboles que le confieren verticalidad. La zona de día es una plataforma blanca sobre los humedales que gira hasta transformarse en cubierta. Tres cajas colocadas sobre la plataforma se abren o se cierran para relacionar el espacio interior con el exterior y la piscina. De día los cerramientos se esconden en las cajas y desaparecen, el espacio exterior y el interior se confunden. En cambio la zona de noche es un volumen compacto e introvertido. La arquitectura de la casa (patios, fachadas abiertas o cerradas, piel metálica) viene dada por su relación con el entorno y el clima, evitando la climatización artificial en los meses de verano y protegiéndose del fuerte viento de norte. La chapa metálica deployé de los cerramientos fijos y móviles es a la vez un filtro para la intensa luz de verano, una protección contra el sol de oeste y una cortina que asegura la intimidad.
La Obra es del Estudio de Arquitectura Hachuel Karaso.